“Superlatively Divine Brandy/ Prince Wittgenstein”

2011-04-01


CORTICEIRA AMORIM ha creado un tapón de corcho especial para el “Superlatively Divine Brandy/ Prince Wittgenstein”, una edición exclusiva y limitada de un brandy de 50 años, lanzada recientemente por Tiraspol Wine & Distillery Kvint, la más antigua y prestigiosa empresa vinícola moldava (fundada en 1897), considerada el símbolo nacional de la región de Transnistria. Con una producción limitada de 2500 botellas (estando numeradas de la 0001 a la 1897 y las restantes en “edición exclusiva”), se trata de un producto verdaderamente exclusivo y de calidad sin igual.

Oleg Baev, Director General de Kvint, pidió ayuda a CORTICEIRA AMORIM para materializar este proyecto en cuanto al envasado (tapón de corcho + botella de cristal Atlantis + caja de madera). De esta manera, desde junio de 2010, el equipo puso a su disposición todos los medios necesarios para el lanzamiento del “Superlatively Divine Brandy/ Prince Wittgenstein”, creando un tapón personalizado de la exclusiva colección Top Series®, que combina las ventajas del corcho natural con un rendimiento y un diseño diferenciador, como respuesta a las necesidades de los fabricantes de bebidas espirituosas de alta calidad.

Para el evento de lanzamiento, que tuvo lugar el 4 de octubre, la casa Kvint eligió el Castillo de Bender, un escenario absolutamente deslumbrante y emblemático, donde se dieron cita varios invitados especiales, entre los que destacaban Igor Smirnov, Presidente de la República Moldava de Pridnestrovia, otros altos cargos del poder municipal y varias representaciones diplomáticas, entre las que se encontraban la de Alemania, Kazajistán, Rusia, Ucrania, etc. También estuvieron presentes el Conde de Wittgenstein (descendiente del Príncipe de Wittgenstein, Presidente de la Asociación de Castillos de Alemania y Vicepresidente de la Asociación de Castillos de Europa), distribuidores de la marca Kvint procedentes de 14 países, destacando especialmente una delegación de más de 30 distribuidores de toda Rusia, Álvaro Tavares y Pedro Venda, Administrador y Director Comercial respectivamente de Vista Alegre Atlantis, y João Paulo Amorim, Administrador de CORTICEIRA AMORIM, acompañado de António Valente, el representante regional de CORTICEIRA AMORIM, entre otros muchos invitados.

Durante la ceremonia, también se homenajeó al Príncipe de Wittgenstein por su dedicación a esta región, en la que introdujo plantaciones de viñas originarias de Alemania, convirtiéndose en un importante dinamizador de la producción de vino y brandy en la región, posición que ha mantenido hasta nuestros días.

Asimismo, cabe destacar que, en las calurosas palabras del discurso de Oleg Baev, este dedicó un agradecimiento especial a Américo Amorim y a toda la familia Amorim, recordando que durantes estos más de 20 años de asociación, Américo Amorim había sido para él todo un ejemplo de emprendimiento a escala mundial, así como que él mismo, en su vida profesional, había tratado en muchas ocasiones de seguir el buen camino seguido por este gran amigo.